Latest News

Raúl Mijango quedará libre el próximo lunes

El mediador de la tregua entre pandillas Raúl Mijango, será puesto en libertad el próximo lunes, luego que la Cámara Especializada de San Salvador ordenó que continúe siendo procesado pero bajo medidas sustitutivas al arresto, confirmaron este sábado fuentes judiciales.

Las mismas fuentes desmintieron la versión de varios medios de comunicación que habían dado como un hecho la liberación de Mijango la tarde anterior. Además de Mijango, el ex director del penal de Izalco, José Adrián Abarca Molina también podrá seguir el proceso judicial en libertad.

El Juzgado Especializado “A” de San Salvador ordenó el pasado siete de mayo la detención de Mijango, bajo los cargos de agrupaciones ilícitas y tráfico de objetos prohibidos en centros penales. Junto a él fueron detenidas otras 17 personas por los mismos delitos, entre ellos cuatro mandos medios de la Policía Nacional Civil y cinco exdirectores de Centros Penales.

De los 18 capturados, seis fueron liberados en las 72 horas posteriores al arresto y 12 quedaron detenidos. Cuatro mujeres lograron medidas sustitutivas aduciendo razones de salud y una de ellas está embarazada.

La Fiscalía ha pedido a los tribunales un período de seis meses para fortalecer las investigaciones.

La Cámara Especializada de San Salvador decidió revocar la detención de Mijango y del ex director del centro penal de Izalco, luego que el abogado Mauricio Ramírez presentara un recurso pidiendo su libertad, pues argumenta que no existe base legal ni pruebas que les incriminen.

La llamada tregua entre las pandillas se produjo entre marzo de 2012 y mayo de 2013, porque según el gobierno, sus principales cabecillas habían establecido un acuerdo para reducir los niveles de violencia entre ellas. El gobierno del expresidente Mauricio Funes informó entonces que su rol era el de facilitador de ese pacto.
El ex ministro de Justicia y Seguridad, ahora ministro de Defensa, general David Munguía Payés, ha reiterado que la tregua fue un proceso de pacificación que permitió reducir los homicidios considerablemente, y que el papel del gobierno no fue permitirles que siguieran cometiendo delitos sino que dejaran de asesinar, extorsionar y que entregaran sus armas.

Una misión de la OEA verificó en dos ocasiones la entrega de armas de fuego, algunas de ellas de guerra y de uso privativo de la Fuerza Armada.

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete