Latest News

Relatoría de CIHD recomienda asignación equitativa de dividendo digital y políticas para limitar la concentración de medios

Aplicación de criterios transparentes y equitativos para la asignación del dividendo digital, políticas para limitar la concentración de medios, la elaboración de marcos normativos específicos para Internet consistentes con los estándares de libertad de expresión y garantizar la neutralidad de red son algunas de las recomendaciones del Informe Anuel 2017 de la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

En materia de diversidad y pluralismo, la Relatoría señala que en varios países de la región persisten “obstáculos para la implementación de procesos de asignación de licencias o frecuencias abiertos, públicos y transparentes, sometidos a reglas claras y preestablecidas, y a requisitos estrictamente necesarios, justos y equitativos”.

Además, el informe advierte “la falta de reconocimiento del sector comunitario e indígena a la radiodifusión en algunos países de la región”, así como la existencia de obstáculos para su funcionamiento.

En El Salvador, la Red por el Derecho a la Comunicación (REDCO), ha venido demandando que la asignación de frecuencias de radio y de televisión se realice en forma transparente y equitativa, para romper con la concentración en pocos grupos mediáticos que solo ellos concentran más de dos tercios de los medios de comunicación del país.

La concentración mediática afecta el desarrollo democrático, por cuanto atenta contra el pluralismo y la diversidad de voces que demandan ser escuchadas.

En este sentido, la Relatoría de la CIDH recomienda la aplicación de criterios transparentes, públicos y equitativos para la asignación de frecuencias y del nuevo dividendo digital, teniendo en cuenta el escenario de concentración de la propiedad y la importancia de que sea un órgano independiente del poder político y económico el encargado de la asignación de frecuencias.

Además recomienda la participación de todos los sectores en el diseño de políticas públicas que garanticen el pluralismo, lo que incluye “leyes que prevengan la existencia de monopolios públicos o privados y la concentración indebida o excesiva de los medios de comunicación”.

El informe señala que la transición a la TV digital es una oportunidad para limitar la concentración de medios y recomienda que dicho proceso “garantice el respeto a la libertad de expresión, incluida la diversidad de medios en cuanto a su línea editorial o tipo de propiedad”.

También recomienda “legislar en materia de radiodifusión comunitaria, de manera que se destine una parte equitativa del espectro y del dividendo digital a las radios y canales comunitarios”.

En el caso de Internet, la Relatoría observa que algunos intentos de regular su uso y acceso no han tomado en cuenta características especiales de esta tecnología y “como resultado, restringen de manera indebida la libertad de expresión”. De ahí que se recomienda no aplicar enfoques desarrollados para otras tecnologías y, en cambio diseñar un marco específico para esta medio de conformidad con los estándares internacionales de libertad de expresión. Para el abordaje de expresiones injuriosas en Internet, mientras tanto, la CIDH considera que se debe incentivar la autorregulación.

La Relatoría también recomienda proteger a los intermediarios de cualquier responsabilidad por los contenidos generados por terceros, así como también promover el acceso universal a Internet y garantizar un tratamiento de datos y del tráfico no discriminatorio de conformidad con el principio de neutralidad de red.

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete