martes 27 de junio de 2017
Latest News

Sindicatos y organizaciones sociales protestaron hoy frente a la ANEP y repudiaron el aumento al salario mínimo aprobado

Varios sindicatos y organizaciones sociales protestaron hoy frente a las instalaciones de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), en la colonia Escalón de San Salvador, por el aumento al salario mínimo aprobado la semana pasada, el cual calificaron de “miserable e indecente”.

María del Carmen Molina, una de las dirigentes que participó en la protesta dijo que el aumento que se aprobó es miserable e indecente, pues en el caso del sector agrícola “equivale a 0.18 centavos de dólar diario, lo que vale una tortilla”.

En el caso del sector maquila, agregó Molina, el aumento es de 0.30 centavos y en el comercio 0.42 centavos, algo que no significa realmente aumento de salario.

En los mismos términos se expresó José Santos, representante de la Central Salvadoreña de Trabajadores, quien también calificó de miserable el aumento y acusó a los dos representantes del sector laboral del Consejo Salvadoreño del Salario Mínimo (CNSM), quienes dijo que “no representan a los trabajadores. Nosotros no nos sentimos representados por ellos”.

Con los cuatro votos de los representantes de la empresa privada y de los sindicatos, el CNSM aprobó la semana pasada un aumento del 5% al salario mínimo anual, hasta alcanzar el 15% en tres años. Los tres representantes del gobierno votaron en contra porque consideraron que el aumento no representa un verdadero incremento del salario.

Otra concentración de organizaciones se realizó también este miércoles frente al ministerio de Trabajo, donde los activistas del movimiento social pidieron a la ministra Sandra Guevara que devuelva el acuerdo tomado la semana pasada al CNSM, para que se realice un nuevo debate y se busque un aumento mejor al salario mínimo.

El gobierno reiteró este martes su rechazo al aumento del salario mínimo aprobado la semana pasada por los representantes del sector empresarial y de los sindicatos, y aseguró que éste no tiene sustento técnico.

El secretario de Comunicaciones de la Presidencia, Eugenio Chicas, dijo en entrevista televisiva que el aumento que se aprobó es “pírrico” y ha sido criticado incluso por el propio arzobispo de San Salvador, monseñor José Luis Escobar Alas, quien lo calificó como “una acción pecaminosa e injusta”.

El gobierno planteó la necesidad de incrementar el salario mínimo a $300 en el área urbana y a $250 en el campo.

En El Salvador el salario mínimo vigente es diferenciado: $251.70 mensuales para el sector servicios, $246 para la industria, $210 para las maquilas y $118.20 para el sector agrícola. El último aumento al salario mínimo fue del 12 por ciento, aprobado en 2013, durante el gobierno del ex presidente Mauricio Funes.

BOLETÍN DE NOTICIAS

No te pierdas ninguna noticia, suscríbete